2 de septiembre de 2009

Ventana.

Esta es mi ventana.
Tiene barrotes y da a una pared.
No se ve el cielo.
No se siente el calor del sol por la mañana.
No circula suficiente aire.
¿Qué se puede esperar de esta ventana?
No te permite escapar, ni dejar volar la imaginación.
Ni la lluvia se disfruta.
No me había dado cuenta la importancia
de estas inteligentes rutas de escapes
hasta que necesité huir.
Poder darle la espalda a las cuatro paredes que me rodean
y dejarme llevar por el viento del afuera.
Disfrutar que los rayos de sol me despierten por la mañana
y que la luz de la luna dibuje sombras en mi cuarto.

Esta es mi ventana...ya no puedo esperar nada de ella.
Todo depende de mi.

Y vos...¿cómo es tu ventana?


CHARLOT.

2 comentarios:

mario gómez garrido dijo...

Hola de nuevo. Ewaipanoma: tribu del Amazonas de la que oyó hablar el pirata Francis Drake, que tenía como característica principal, carecer de cabeza. Tomé el nombre porque yo nunca me consideré un tipo muy cuerdo.
Mi ventana, o lo que se ve a través de ella, lo conté en el post del 12 de julio, el cuentecillo "No lo hagas" La descripción es real, la trama del cuento, por supuesto, es ficticia.

SemielfaMish dijo...

Pero a pesar de los barrotes deja entrar la claridad del sol, es mucho mejor que no tener ventana alguna ^_-

Mi ventana... no me puedo quejar, es amplia y con buena vista, estoy contenta con ella :) Sólo que en verano por las tardes da el sol de pleno y es imposible estar en la habitación, es como una sauna ^^U